Un hecho de intolerancia se presentó en la localidad de Antonio Nariño, donde un sujeto que abordó un taxi junto a su familia, le disparó al conductor que lo llevó a su destino tras discutir por la tarifa que se iba a cobrar.

 

Así lo informó la Policía de Bogotá, indicando también que justamente una patrulla iba pasando por el sector, permitiendo que los uniformados vieran los hechos y logrando la captura inmediata del agresor.

 

Mientras tanto, el taxista fue llevado a un centro médico por la lesión que le ocasionó el disparo y según el último informe, se encuentra fuera de peligro.

 

De acuerdo con el teniente coronel Gimmi Palacio, oficial de Inspección de la Policía, el ciudadano fue dejado a disposición de la justicia y tendrá que responder por el delito de tentativa de homicidio.

 

En lo corrido del año se han reportado 1.472 lesiones personales, frente a 1.669 registradas en el mismo periodo del año anterior, lo cual significa que este delito de alto impacto presentó una reducción del 12 %.

 Fuente: 

Publicidad