Desconcertados quedaron los tripulantes de una ambulancia después de que la Policía de Tránsito los requiriera en pleno procedimiento de atención prehospitalaria a tres pacientes de un siniestro vial en Teusaquillo, en la calle 50 con carrera 17, Bogotá.

 

"Se encuentran tres lesionados. Ya había una móvil valorando una paciente que al parecer se encontraba con una fractura de la clavícula. Estoy yo valorando al segundo paciente que refiere dolor en el pecho y le encuentro un trauma cervical, uno de tórax cerrado, uno de cadera izquierda. Estoy valorando al paciente y el patrullero me dice 'él no tiene nada, bájelo de ahí'", cuenta Claudia Patricia Lince, la tripulante de la ambulancia privada, quien confirmó que la atención fue pedida por el 123.

 

En medio de la discusión entre los paramédicos y la policía, la familia de los lesionados tuvo que bajarlos y trasladarlos en un carro particular a un centro médico.

 

"No nos permitieron hacer el traslado. Dejo constancia de que el paciente baja por sus propios medios, que la patrullera y el patrullero no permitieron la atención", se oye decir a la tripulante en un video en que graba la evidencia.

 

Finalmente, la ambulancia fue llevada a los patios. El argumento de la Policía de Tránsito, según se pudo establecer, es que el vehículo tenía una placa no legible.

 

"Tenemos todo al día. Pedí apoyo de Secretaría, que yo estaba cumpliendo con todo y que no estaba haciendo ningún procedimiento para que el patrullero se pusiera en contra de nosotros", agregó la mujer, quien asegura que no hubo respuesta de la Secretaría para recibir apoyo o una alternativa para los pacientes.

Fuente: El Tiempo


Publicidad