El establecimiento nocturno se encontraba lleno, sin protocolos de bioseguridad y violando el Toque de Queda.

Un grupo de uniformados de la Policía, que conforman la Patrulla Anticovid, llegaron de sorpresa al establecimiento de servicios sexuales Casa Blanca, ubicado en el sur de la ciudad de Neiva; donde aparentemente estaba cerrado.

No obstante, al interior, la realidad era otra, el lugar se encontraba operando clandestinamente, con las mesas llenas y sin ningún protocolo de bioseguridad.

En el sitio se impusieron un total de 20 comparendos y el establecimiento fue cerrado por 10 días.

Se impuso sanción a su propietario ya que no contaba con la documentación completa para su funcionamiento, además, del incumplimiento del Decreto 0027 que determina el toque de queda en todo el municipio entre las 8:00 p.m. y las 5:00 a.m.

Durante la misma noche las autoridades lograron en otro establecimiento comercial llamado Las Diosas; por el mismo motivo se impusieron 15 comparendos.

Publicidad