El insólito hecho se registró el 2 de enero en la capital del Magdalena, cuando un sujeto identificado como Marlon Enrique Lara, quien trató de atentar contra la vida de su hijo de solo dos años de edad, por una discusión que sostuvo con la madre del menor en el barrio Alto Delicias.

 

En el tensionante momento, seis oficiales de la Policía Metropolitana rodearon al hombre para intentar disuadirlo de hacerle daño a su hijo, a quien tenía cargado, mientras amenazaba con herirlo con un bisturí a la altura del cuello.

 

Ante la reacción negativa de Lara, uno de los agentes del Grupo de Infancia y Adolescencia aprovechó un descuido y pudo abalanzarse sobre él y disminuirlo con un arma no letal de tipo táser.

 

Pese a la oportuna respuesta de las autoridades, el menor fue herido por su padre, y llevado a un centro asistencial de la ciudad, donde por fortuna, sus lesiones no fueron graves.

 

El hombre fue capturado por las autoridades locales y deberá responder por el delito de violencia intrafamiliar agravada y lesiones personales.

Fuente: LA W


Publicidad