En redes sociales empezó a circular este fin de semana un video en medio de la espera en un semáforo de la que sería una avenida de la capital del Valle del Cauca y se aprecia a unos jóvenes en plena rumba en la parte trasera de una camioneta que fue adaptada como si fuera una piscina.

En las imágenes se aprecia una camioneta marca Nissan que avanza lentamente en la que sería una vía de Cali. Para unos es la avenida Cañasgordas, en la ruta de Cali hacia Pance. Otros señalan que sería en vecindades del barrio El Caney.

El platón del automotor tiene una cubierta de plástico improvisada para llevar agua. Allí viajan tres mujeres y tres jóvenes que usan vestidos apropiados para una piscina.

Los viajeros se mueven al ritmo de música de reguetón. Dos de las mujeres llevan bebidas en sus manos, también llevan tarros de espuma. La grabación fue hecha desde otro automotor y empezó a circular en la mañana del sábado.

La Secretaría de Seguridad y Justicia conoció el video pero hasta ahora no se ha determinado si se trata de un hecho reciente y si ocurrió en Cali.

El subsecretario de Movilidad, Edwing Candelo, dijo que se rechaza todo acto de indisciplina que afecte las normas de bioseguridad. También las disposiciones de Tránsito que no permiten llevar personas ni elementos que afecten la visibilidad del conductor.

Las autoridades trabajan para frenar rumbas clandestinas en las que no se adopta ninguno de los protocolos de bioseguridad ante los riesgos de la pandemia por coronavirus.

Se ha debido intervenir en apartamentos, terrazas, parques, canchas y fincas, pero hasta ahora no se tenía reporte de carros en rumba.

Este hecho recuerda el que sucedió en Medellín el año pasado, cuando en un barrio de la comuna 13 un grupo de personas jugaron y nadaron en una piscina improvisada en el remolque de una volqueta en pleno confinamiento, desacatando las normas de distanciamiento social, protección y aislamiento en el hogar.

 

Publicidad