Un bebé de cinco meses murió después de que un hombre suicida saltó desde el piso 17 de un edificio y aterrizó en el cochecito del niño en Rusia, matándolos a ambos.

Las cámaras de seguridad registraron, el momento en que una madre empujaba un coche de bebé por una calle de la ciudad de Vorónezh, en Rusia; cuando intentó pasar la calle, el adulto cayó sobre la carriola. Inmediatamente la mujer tomó al bebé en sus manos con evidente desespero.

Autoridades llegaron al sitio y el niño fue subido a una ambulancia, pero en el trayecto dejó de respirar y se declaró su muerte.

La mujer tuvo que ser sedada tras el trauma que le significó perder a su bebé.

Publicidad