Francia y Suiza se han visto afectadas por lluvia de arena, este fenómeno ha asombrado a los habitantes de algunas zonas de estos países.

Varios usuarios en redes sociales comparten las asombrosas imágenes de este suceso, además de las marcas que ha dejado en los carros y el agua marrón que sale de los parabrisas.

Además de las áreas urbanas, esta lluvia de polvo ha dejado una capa de color marrón claro en las zonas del Pirineo cubiertas por la nieve.

La oficina Federal de Meteorología y Climatología de Suiza confirmó que "la corriente del suroeste trae polvo del Sáhara”.

El meteorólogo Frédéric Glassey explicó que este fenómeno "ocurre varias veces al año cuando se reciben fuertes corrientes de altitud desde el sur". Agregó que se necesitan precipitaciones para que este polvo se libere y caiga a la tierra.


publicidad