“Te la mereces toda”, le dijeron sus compañeros a Walter Fortino, un cocinero que todos los días caminaba a su trabajo, cuando le entregaron la moto que le compraron tras juntar sus propinas.

Aunque también contaba con bicicleta, hacer ese recorrido en horas de la madrugada, cuando terminaba su turno, era difícil y peligroso.

Fue un inesperado regalo que recibió el día que celebraba sus 48 años y la encargada de viralizar la historia, que tuvo lugar en la ciudad de San Martín de los Andes, provincia de Neuquén, en Argentina, fue su esposa. Ella compartió el video del emotivo momento.

“¿Se acuerdan de que les conté que mi marido, que es cocinero en Don Florencio, caminaba o iba en bicicleta al laburo todos los días - 7 km ida, 7km vuelta - porque no hay colectivos en la noche? Resulta que los compañeros juntaron la propina del verano e hicieron esto”, escribió la mujer en la red social.

La esposa también contó que una vez el hombre llegó a casa le mostró el casco "y dije ‘qué bien, más protección para andar en bici’. Me dijo que saliera, vi la moto y nos largamos a llorar”.

Internautas los han llenado de mensajes en los que, además, resaltan el esfuerzo de los compañeros de trabajo del homenajeado. Otros invitan a visitar el restaurante para conocer al cocinero y sus colegas.

Publicidad