Los indisciplinados que incumplieron este fin de semana la medida de toque de queda y ley seca en el municipio de Santo Tomás – Atlántico, no solo recibieron un comparendo por 970.000 pesos, sino que también los pusieron hacer planas.

"Debo respetar el toque de queda" es la frase que los sancionados, algunos con maicena en sus rostros, debieron escribir hasta 100 veces como se hacía en las escuelas para reprender una mala conducta, como una estrategia pedagógica que adelantan las autoridades locales en una fecha que anualmente se celebra la tradicional Batalla de Flores de esa población.

El inspector de Policía y Tránsito, Alian Bossio, señaló que 22 personas fueron sancionadas "con este ejercicio se busca concientizar a las personas para que entiendan que la pandemia no es un juego".

En el desarrollo del operativo se incautó una planta de sonido, siete sillas, un bafle de sonido y un celular.

Tomado de: Caracol radio

publicidad