El consejo directivo de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM aprobó y adoptó los planes de manejo ambiental para 10 humedales estratégicos del Huila, entre ellos, La Umata del municipio de Isnos, El Dorado de Saladoblanco, El Salado en Acevedo, el humedal Guapotón de Guadalupe, Las Pavas de Timaná, Casa Roja en Tesalia, Santa Inés y San Antonio ubicados en el municipio de Paicol, Las Nubes de Baraya y Alto Corozal en el municipio de Gigante.

A estos se suman los humedales Los Colores y El Curíbano en Neiva; Guatipán y Marengo de Pitalito, Voltezuela de Garzón y San Andrés en La Plata que también cuentan con Planes de Manejo Ambiental.

Estos ecosistemas fueron priorizados a partir de un ejercicio técnico que evaluó las características de cada uno de estos ecosistemas desde el punto de vista ecológico, económico y social.

Un plan de manejo ambiental  se centra en la apropiación social e institucional del ecosistema, a través del cual se busca conservarlo,  reducir las fuentes de presión provenientes de los sectores con mayores dinámicas de afectación; promover la generación de conocimiento teniendo en cuenta la participación de la comunidad; desarrollar acciones integrales de educación y comunicación ambiental y realizar un manejo efectivo de manera participativa, que permita fortalecer la gobernanza del humedal.

Los planes de manejo ambiental de estos humedales se proyectan dentro de su ejecución a un periodo de 10 años, durante los cuales, la implementación de los programas y proyectos establecidos, permitirán de manera gradual la recuperación y consolidación de diferentes estrategias que aportarán al cuidado y conservación de estos ecosistemas estratégicos para el Huila.

Dentro de la formulación de los planes de manejo ambiental se identificaron diversas especies de flora y fauna que enriquecen la biodiversidad de la región.

Se caracterizaron un alto número de especies de aves migratorias, amenazadas y endémicas como la Reinita Gorginaranja, Candelita Norteña, Andarrios Solitario, Paloma Colorada, Perico Frentirrojo, Guacharaca Colombiana, Eufonia Frentinegra, Atrapamoscas Apical, entre otras aves que dejan en evidencia la riqueza faunística que se puede encontrar en estos humedales.

Así mismo, entre los servicios ambientales que prestan estos ecosistemas está la alta producción de agua, además de las grandes extensiones de coberturas boscosas que albergan la gran diversidad de fauna.

Publicidad