La Policía de Bogotá logró la captura de un sacerdote quien es señalado de haber abusado sexualmente de un menor de edad por aproximadamente seis años. 

Según detalló la Fiscalía General de la Nación, el párroco identificado como William Eduardo Alfonso Gómez, llegó a una parroquia ubicada en el barrio San Martín en Bogotá, en el año 2010. 

A las pocas semanas contrató a una mujer para que realizara labores de limpieza en la casa cural, tarea que realizaba junto a su hijo de 13 años. 

Las investigaciones revelaron que el religioso comenzó a abusar del menor al poco tiempo. Luego en el año 2013, se cambió de parroquia, y de nuevo contrató los servicios de la mujer para así continuar realizando vejámenes contra el adolescente. 

Una vez la víctima se convirtió en adulto interpuso la denuncia con la asesoría de un grupo de abogados. La contundencia de las pruebas no le dejó otra alternativa al religioso que declararse culpable.

A Alfonso Gómez le imputaron los delitos de actos sexuales con menor de 14 años, acceso carnal con menor de 14 años, acto sexual violento y acceso carnal violento. Dichos cargos fueron aceptados por el cura. 

Un juez de control de garantías lo envió a la cárcel, mientras se establece la condena en su contra, la cual podría ser de 40 años en prisión.

publicidad publicidad