Cutié tenía un programa llamado ‘Padre Alberto’, que se transmitía por ‘Telemundo’, y también conducía ‘Hablando Claro con el Padre Alberto’, en ‘EWTN’, pero la publicación de unas fotos en las que se le veía besándose con una mujer ocasionó que se alejara de los medios por un tiempo.

A los pocos días, hizo un comunicado junto a Ruhama Canellis, la mujer de Guatemala que salía en las imágenes y señaló: "Hoy he decidido unirme a una nueva familia espiritual dentro de la gran sombrilla del cristianismo, pero nunca abandonaré mi servicio a Dios".

Así, el sacerdote de 51 años se convirtió y se volvió adepto de la Iglesia episcopal, la cual le permitió casarse con la guatemalteca, quien ya tenía un hijo de 14 años cuando se conocieron, pero que Cutié reconoce como suyo.

Hoy, tras doce años de matrimonio, la pareja sigue felizmente casada y tiene dos hijos más: Camila, de 10 años, y Alberto, quien tiene 8.

Ambos le concedieron una entrevista a la revista ‘People en español’, en la que Ruhama recordó el día de su boda: “A pesar de todo lo que estaba pasando nosotros estábamos haciendo en nuestra mente y nuestro corazón lo que Dios realmente quería que hiciéramos, porque al final Dios es amor y nosotros nos amamos".


El sacerdote 
tiene un canal de YouTube en el que publica videos con reflexiones para el día a día sobre la persistencia y la conexión con Dios, por mencionar algunos temas. Incluso, comenta noticias controversiales como la entrevista de Oprah Winfrey a los duques de Sussex, Meghan y Harry.


También hizo un programa de radio en ‘WQBA 1140 AM’, emisora de Miami, que le pertenece a ‘Univision’.

Recientemente, regresó a la televisión con ‘Hablando Claro’, programa al que invita expertos para debatir sobre diferentes temáticas y que se transmite los sábados por ‘Mega TV’.

Al respecto, aseguró a ‘People’ que: “Lo que va a marcar la diferencia es tratar los temas de la actualidad de una forma fresca, dinámica, y tratando de ir al corazón de las dificultades de la comunidad latina, aquí en Estados Unidos y en todas partes”.



El sacerdote también contó que sus días consisten en levantar a sus hijos con canciones de Dios, dejarlos en el colegio, desayunar junto con su esposa e ir a los estudios de televisión y a su parroquia.

En la actualidad, es párroco de la iglesia episcopal de St. Benedict’s en Plantation, ciudad ubicada en La Florida (Estados Unidos).

Tomado del Tiempo 

Publicidad