Con este aviso, los residentes del barrio Garcés Navas en Bogotá, esperan amedrentar a los delincuentes que ponen adolescentes a medir llaves para ingresar a casas.

Estos habitantes manifiestan que están cansados de los hurtos, que hay una banda que está usando menores desde los 10 años para robar en las casas y que incluso, algunos vecinos se han ido del barrio por la inseguridad.

Dice la comunidad que, al parecer, a los menores los envían a medir llaves y a verificar quién entra y quién sale de las viviendas.

“Entre 10 a 16, 17 años, ellos son menores, pero realmente los que han entrado y han robado ya son adultos”, indicó una residente.

Los habitantes del sector indican que no quieren aplicar lo que dicen los avisos que pusieron ‘rata atrapada, rata linchada’, y esperan que las autoridades actúen.

publicidad publicidad