La familia de Santiago Pimienta, un señor de 73 años, se encuentra indignada tras recibir el cuerpo de su padre con varias mordeduras de ratones, puesto que en el hospital no habría un lugar adecuado y  apto para mantener los cadáveres. El caso se presentó en la ciudad de Riohacha, La Guajira al norte del país.

El hijo de este hombre, Santiago Pimienta Torres, en entrevista con el diario al Heraldo, manifestó que  llevaron a su padre al hospital Nuestra Señora de los Remedios tras sufrir un infarto, pero llegó sin signos vitales.

“A los cinco minutos de haber llegado, nos dijeron que falleció, que había llegado sin signos vitales y nos preguntaron si queríamos llevarnos el cuerpo para la casa o, por el contrario, esperar al otro día que llegara la funeraria” dijo Pimienta Torres. Ellos decidieron dejar su cuerpo allí y al siguiente día llevarlo a la funeraria.

Sin embargo, después de una noche en el lugar, se toparon con un hecho “aterrador”, pues las condiciones en las cuales le fue entregado el cuerpo de sus ser querido los tienen indignados.

“El cuerpo de mi papá estaba en una bolsa de basura, comido en las orejas, los dedos todos mordidos, lo que me dio mucho dolor e indignación. Cómo es posible que esto suceda en un hospital donde uno deja un cuerpo para que lo cuiden y no para que lo dejen tirado como un perro“, expresó el hijo de la víctima.

Agregó que al preguntarle al centro médico por las mordeduras que presentaba su padre, le respondieron que podría haber sido una rata la que lo mordió

La familia manifestó que pondrá una denuncia en contra del centro médico, cabe resaltar, que este no sería el primer caso que se presenta sobre cadáveres mordidos por roedores, aparentemente hormigas y cucarachas también hacen presencia en el lugar por falta de aseo.

Según indican otros denunciantes a través de este diario, esta no sería la primera vez que los cadáveres sufren este tipo de ‘ataques’ de roedores y otros animales.

publicidad publicidad