Tras quedar en bancarrota por perder mucho dinero en el mercado de valores, un obrero de una siderúrgica, de 34 años, se suicidó lanzándose a un horno con metal fundido.

La situación del hombre se dio a conocer después de que las autoridades hablaron con sus compañeros de trabajo (quienes revelaron la preocupación que tenía por perder todo su dinero) y revisaron las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Wang Long, de 34 años y quien llevaba trabajando en la empresa, desapareció el pasado 24 de marzo, día que estaba en turno nocturno.

Una vez se conoció su desaparición, la compañía habría una investigación para encontrarlo.

Lo primero que hicieron fue hablar con sus compañeros de trabajo, quienes informaron que Long llevaba un buen tiempo invirtiendo en el mercado de valores y que el día que desapareció comentó que había perdido 60.000 yuanes (más de 33 millones de pesos).

Las cámaras de seguridad registraron el momento en el que el hombre se lanza al horno.

Con esa información, se procedió a verificar las cámaras de seguridad y en las grabaciones encontraron a Long.

En los clips se ve al trabajador acercarse a un enorme horno con metal fundido, quitarse el casco de seguridad y saltando en él.

En un comunicado, Baogang Group explicó que Long se quitó la vida al perder todo lo que tenía y no poder responder por sus deudas.

 

Asimismo, aseguro que se le dará apoyo a la familia del hombre.

 

Fuente: EL TIEMPO

 


publicidad publicidad