Este miércoles fue adjudicado el proyecto Variante San Francisco-Mocoa, que tendrá una inversión de $1,1 billones, para conectar de forma estratégica a los departamentos de Nariño y Putumayo. Se prevé que las obras inicien el próximo mes de mayo.

La ejecución de esta variante estará a cargo del consorcio CM Putumayo, conformado por las empresas El Cóndor y Meco, la primera de origen colombiano, con más de 40 años de trayectoria y liderazgo en el sector de infraestructura de transporte. La segunda, de origen costarricense, con presencia en Costa Rica, Panamá, Colombia, Nicaragua y El Salvador. Este consorcio será el encargado de la pavimentación de 27 km de vía, así como de la construcción de 61 puentes y 11 túneles, obras que generarán más de 3 mil nuevos empleos.

De los 45 kilómetros que hacen parte de este corredor, sólo se habían ejecutado 18 km; por ello, se priorizó el proyecto y los recursos necesarios para terminar la construcción de los 27 kilómetros faltantes; obra que hace parte del portafolio de 22 proyectos que conforman el programa “Vías para la Legalidad y la Reactivación de las Regiones Visión 2030”, del Compromiso por Colombia; según indicó el presidente Iván Duque Márquez.

Publicidad