En el Centro Penitenciario y Carcelario INPEC del municipio de Rivera, el cual tiene una capacidad de 984 privados de la libertad, y que al momento hay una ocupación de 1.251 personas; enfrenta otra situación además del hacinamiento, y es que se dio a conocer, que se ha desatado el brote de tuberculosis.

Debido a este problema de salud que se está presentando, a todos los reclusos ya le fueron tomadas las muestras de TB, y están a la espera de los resultados del 40% de estas personas que se encuentran privadas de la libertad.

El director del establecimiento de reclusión, Jimmy Puentes, expresó que la tuberculosis se desarrolla en el organismo humano en dos etapas, la primera etapa ocurre cuando una persona que está expuesta a contagio y es infectada; y la segunda etapa, ocurre cuando la persona infectada desarrolla la enfermedad; según el director, 20 se encuentran en fase 1 y 6 en fase 2.

Frente a esta problemática, la Secretaría de Salud, prohibió las visitas, mientras se controla en virus.

publicidad publicidad