El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) y la Alcaldía de Medellín activaron la ruta de atención por el presunto abuso sexual de 14 niños y niñas, menores de 5 años, en el Centro Infantil Pequeños Exploradores B, en el barrio Santa Cruz.

 

Según las denuncias, el sindicado es un auxiliar de nutrición y contratista de la entidad prestadora de servicios en la sede. 

 

En un comunicado, la directora encargada del Icbf, Liliana Pulido, lamentó lo ocurrido con los niños, afirmó que la entidad adelantará todas las acciones necesarias para que sus derechos sean restablecidos y reiteró: "la violencia sexual es un delito inadmisible que vulnera todos los derechos de las víctimas".

 

La funcionaria agregó que el instituto hace intervención de apoyo a las familias de estos niños y apoyará las acciones emprendidas por las autoridades para que se esclarezcan los hechos.

 

Así mismo, el director de la Unidad Administrativa de Buen Comienzo, José Wilmar Sánchez, dijo que el centro infantil fue cerrado de manera temporal. Los 72 niños y niñas que estaban en este lugar, ahora reciben acompañamiento en casa.

 

La Alcaldía de Medellín emitió un comunicado en el que rechazó “cualquier forma de violencia y vulneración de los derechos de los niños y las niñas” y señaló que “no descansará” hasta que las autoridades “logren esclarecer los hechos y avanzar con el debido proceso de los implicados”. 

 

El caso es investigado por la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía tras la denuncia de los familiares. Se activó la ruta de restablecimiento de derechos a los niños y fueron incluidos en el programa Jugar para Sanar, que brinda atención especializada en estos casos. 

Fuente: La Fm


publicidad publicidad