Diocelina una abuela de 77 años, es la protagonista de una particular historia. Ella quiso comprobar con lupa en mano que la vacuna contra la covid-19 era la de la ‘mejor marca’. Solo así, dijo, aceptaría que la inyectaran.

El hecho sucedió el pasado jueves 23 de julio en el puesto de vacunación masiva que se encuentra ubicado en Expoferias, en Manizales.

Diocelina llegó hasta el lugar a cumplir la cita que había pospuesto por varios meses y a la que asistió con poca gana.

Una vez allí, relatan quienes estaban en el lugar, le aseguró al personal médico y de enfermería que no se dejaría inyectar, sin embargo, la convenció el propio Alcalde de la ciudad, quien estaba de ronda en el lugar.

“Ella decía que no y que no, el Alcalde la vio y le dijo ‘¿Si yo me vacuno, usted también lo hace?’ a lo que ella respondió que con cuál vacuna. El alcalde le dijo que era Janssen, la que solo era de una dosis. Ella accedió, pero dijo que antes tenía que ver que el envase fuera de esa marca y contra el covid-19”, relató uno de los presentes.

Tras varios minutos de buscar la lupa, por fin la encontraron y luego de muchas vueltas a la ampolla y acercarse varias veces, doña Diocelina vio lo que necesitaba para decirle sí a la vacuna.

Así fue como Diocelina dejó de hacer parte del 20 por ciento de los manizaleños priorizados en etapa dos que aún no se vacunan o no tienen su ciclo completo.

publicidad publicidad