Debido a las fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos que ha sufrido China, perjudicando a más de 7,5 millones de personas, grandes afectaciones económicas, pérdidas humanas, de más de 50 personas, daños a la infraestructura, vías, edificios, viviendas; una luz de esperanza se vivió por parte de los organismos de socorro.

En Henan, China, en el derrumbe de un edificio; tras los escombros, organismos de socorro encontraron una bebé de 4 meses, quien soportó un día atrapada, pero desafortunadamente su madre, quien también se encontraba en el inmueble, falleció.

De acuerdo al testimonio de uno de los miembros del equipo de rescate, el cuerpo de la madre de la pequeña estaba en una postura de protección para mantener a salvo a su pequeña.

A pesar de estar más de un día entre los escombros, la bebé de 4 meses no presenta lesiones graves y actualmente se recupera en el hospital.

publicidad publicidad