Margy Vargas se intoxicó tras consumir una leche y no fue la única, gran cantidad de personas también se intoxicaron con el producto; sin embargo, la empresa de la reconocida marca Alquería los indemnizó, menos a ella porque en ese entonces cayó en coma durante 10 años.

 

La mujer ya despertó, con graves secuelas, pero no podrá acceder a la indemnización porque el caso ya prescribió.

 

Ella era una señora conocida en un buen estrato socioeconómico y tenía sus propiedades, pero al quedar en coma por 10 años, dice, hasta los hijos le quitaron todo y ahora tiene una discapacidad múltiple y terminó como habitante de calle.

 

La Personería de Bogotá junto a la Secretaría de Integración Social le están ayudando con la silla de ruedas y con un lugar donde hospedarse, pues su familia la abandonó.

 

Por su parte la Personería Distrital presentó un incidente de desacato ante el Juzgado 52 Civil Municipal de Bogotá, para hacer cumplir una orden de tutela que obliga a la EPS Aliansalud a atender de manera integral a Margy María Manasse Vargas, de 61 años de edad con discapacidad múltiple.

 

“La situación de salud de la señora Margy se hizo compleja luego de una intoxicación con leche de marca comercial, que resultó no ser apta para el consumo humano y que conllevó a qué estuviera en estado de coma aproximadamente 10 años”. Explica en un comunicado la Personería.

 

La señora Manasse quedó en condición de discapacidad múltiple, se traslada en silla de ruedas y vive en la vereda El Verjón (localidad de Chapinero). Ella dice que no tiene familia y es acogida por los diferentes habitantes del sector que se turnan para darle posada.

 

“Ante esta situación, la Personería de Bogotá, mientras el juez decide la solicitud, logró que fuera atendida por la Subred Norte de Salud que la encontró con una crisis hipertensiva y la remitió al Hospital San Ignacio.

 

Fue estabilizada y le practicaron el diagnóstico médico correspondiente para determinar el tratamiento a seguir”, detalló Silvia Juliana Arciniegas, Personera delegada Coordinación de la Gestión de Personerías Locales.

 

También el Organismo de Control solicitó a la Secretaría de Integración Social, la Alcaldía Local y la EPS atenderla para que le garanticen una calidad de vida digna.

 

Como consecuencia de esta petición, se logró que el Distrito la ubicara en la Comunidad Cuidadora Hogar Nazareth en Cogua, Cundinamarca, un centro para personas de la tercera edad que requieren un cuidado especial por su condición de discapacidad.

 

Entre tanto, se espera que el juez ordene a la EPS Aliansalud brindar una atención en salud integral y permanente, pues la empresa de leche no responderá debido a que el caso ya prescribió.

Fuente: La Fm


publicidad publicidad