El Consejo de Estado aprobó un acuerdo conciliatorio entre el Ministerio de Salud, Saludcoop, Cafesalud y Cruz Blanca; donde el Gobierno se verá obligado a pagarle los procesos liquidatorios de las mencionadas empresas.

Esto significa pagar más de 56 mil millones de pesos, por concepto de recobros de medicamentos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud. Uno de los aspectos a considerar de este litigio es que, durante los años 2004 y 2006 a las mencionadas, y hoy extintas EPS, les pagaron estos recobros a mitad de precio.

Un aparte de una resolución del 2004 establecía que el Estado sólo debía pagarles el 50% de lo que costaran los medicamentos, que ellos le suministraran a sus usuarios y que no estuvieran incluidos en el POS.

Ante esta situación, el grupo Saludcoop había decido demandar dicho aparte. La norma fue derogada en 2006. El cálculo del pago es de 11.582 millones de pesos que con intereses asciende a 56.859 millones de pesos.

Saludcoop y su protagonismo en el desfalco de la historia

La Contraloría pudo establecer que la empresa de salud se encargó de desviar 1,4 billones de pesos entre 2002 y 2010, los cuales eran para recursos de la salud.

La corrupción de la extinta EPS Saludcoop, que era la más grande del país, desangró y convirtió la salud en un jugoso negocio. El mayor referente de esta historia de corrupción es Carlos Gustavo Palacino, el expresidente de la empresa.

Palacino fue capturado en 2018, pero recuperó la libertad por vencimiento de términos. Está en juicio por los delitos de fraude procesal, falsedad en documento y peculado por apropiación.

A pesar de las diversas investigaciones, a lo largo de 10 años, el desfalco a Saludcoop sigue en la impunidad.

Muy pocos responsables han sido judicializados por la pérdida millonaria de recursos, que llevó a una crisis histórica en el sistema de salud; ocasionando el traslado de los afiliados de Saludcoop a Cafésalud, entidad que no aguantó el número de pacientes.

publicidad publicidad