Thomas Byron Stemen ha sido encarcelado durante 10 años por inyectar a una mujer con semen en febrero del año pasado en Maryland, Estados Unidos.

El sospechoso apuñaló a Katie Peters con una jeringa llena de su propio semen cuando ella estaba haciendo unas compras en un supermercado de Churchton.

En un video de seguridad del establecimiento se puede ver a Stemen entrando al supermercado, ponerse detrás de la víctima e inyectarla en las nalgas.

De acuerdo con Katie Peters, para el medio local Fox 5, el hombre después le dijo: “Lo sé, se siente como una picadura de abeja, ¿no?”. Ella pensó que el sospechoso la había quemado con un cigarrillo y comenzó a gritarle.

Tras el incidente, Katie se subió a su carro y entonces fue cuando sintió una sensación de ardor en su pierna, por lo que llamó a su hijo para decirle que posiblemente había sido apuñalada con “una jeringa con heroína”.

Fue al médico para averiguar qué había sucedido y que estaba tomando medicamentos como medida de precaución.

“No tengo ni idea de qué había en esa aguja. Podría ser veneno para ratas, VIH no sé qué había en esa aguja", manifestó Katie para Fox 5.

Cuando agentes de la Policía de Churchton investigaron la agresión y descubrieron varias jeringas llenas de semen en el carro y la casa del sospechoso.

Según los investigadores, este hombre habría intentado atacar a otras dos personas en el supermercado el mismo día.

El hombre fue arrestado y acusado de atención en primer y segundo grado. Además, tenía una orden judicial como fugitivo de la justicia en 1999 y tenía una demanda civil por violencia doméstica en 2013.

publicidad publicidad