Nuevamente la empresaria e influenciadora Daneidy Barrera, pone en tela de juicio sus empresas. Tras ser judicializada por el escándalo del Transmilenio en el 2019 y de pagar la millonaria multa por los daños cometidos, en esta ocasión es investigada por lavado de activos.

Según el portal El Expediente, la influenciadora habría convertido sus empresas en una “fachada” para lavar el dinero de una mafia rusa.

“En meses recientes, en el preámbulo de una visita de la DIAN, toda la contabilidad de la supuesta empresaria habría sido quemada. Su excontadora Yenny Saldarriaga de la empresa Mundial de Contadores, sería clave en esa investigación” - según El Expediente.

También se cuestiona y llama la atención, el intento de robo por el cuál se vio involucrado su padre Gerardo Barrera, quién transportaba la suma de $100 millones para un negocio inmobiliario.

publicidad publicidad