Tras una orden del Consejo de Estado, los patrulleros y oficiales que integran el Escuadrón Móvil Antidisturbios -ESMAD-, deberán capacitarse en derechos humanos y el uso de la fuerza en la protesta social.

“Su comportamiento actual revela un desconocimiento de las normas internacionales y nacionales (Código Nacional de Policía y Decreto 003 de 2021) que permiten el uso de la fuerza durante las manifestaciones pacíficas de forma excepcional”, dijo el Consejo de Estado.

La orden del Alto Tribunal está encaminada a que los uniformados comprenda y apliquen lo establecido en un protocolo para el uso de la fuerza durante actos de protesta ciudadana.

“La Policía Nacional, deberá tener en cuenta acciones preventivas sobre el uso de armas y dispositivos menos letales, como el lanzacohetes Venom”, dijo el Consejo de Estado.

Además, ordenó a la Procuraduría y a la Defensoría del Pueblo, que verifiquen antes y después de cada jornada de protesta, el personal y armamento utilizados por la Fuerza Pública durante los operativos de control y acompañamiento en la protesta social.

“Esto, en atención a la jurisprudencia de las altas cortes sobre la salvaguarda del derecho a la protesta pacífica y no violenta. Todo esto con el propósito de que los uniformados actúen más como agentes de paz y garanticen el derecho de marchantes y los que no lo son, evitando el uso desproporcionado de la fuerza”, dijo el Consejo de Estado.

publicidad publicidad