Constitucionalistas afirman que el Gobierno sí puede pedir ese documento para el ingreso a establecimientos, pero no puede obligar a las personas a inmunizarse.

Una avalancha de demandas se han interpuesto contra la norma que exige el carné de vacunación contra el COVID-19 para el ingreso a algunos eventos y establecimientos públicos.

Se conoció que esas acciones judiciales se han presentado principalmente en 2 altos tribunales de Bogotá .

Varias de las demandas plantean que exigir el carné de vacunación para ingresar a sitios o eventos viola los derechos a la igualdad, autonomía, conciencia y libre circulación.

Pese a lo expuesto por los demandantes, expertos y constitucionalistas indican que sí es posible que se exija ese documento.

“La ley novena de 1970 permite, por un lado, que el Ministerio de Salud establezca vacunas obligatorias y que, por el otro lado, se establezcan medidas de prevención para enfermedades altamente contagiosas”, indicó Juan Manuel Charry, abogado constitucionalista.

Por su parte, José Gregorio Hernández, expresidente de la Corte Constitucional, manifestó que la exigencia se ajusta “perfectamente a la Constitución” y que el Gobierno tiene la “obligación de proteger a todas las personas residentes en Colombia”.

Para otros, si bien se puede exigir el carné de vacunación, no se puede obligar la aplicación de la vacuna como tal.

“Se puede exigir el carné de vacunación para acudir a sitios de concentración masiva de personas, debe quedar claro que a las personas no se les puede obligar a que se vacunen”, recalcó Kenneth Burbano, perteneciente del Observatorio Constitucional de la Universidad Libre.

A las demandas, se suman 28 tutelas contra la Presidencia de la República por violación de derechos fundamentales.

publicidad publicidad