Título
Título
Select Menu
Título
Select Menu
Título
Título
Título
Título Título Publicidad Título Título Publicidad Título Título Título Publicidad

Favourite

Actualidad

Pitalito

Región

Judiciales

Mundo

Deportes

Entretenimiento

Videos

Imagenes

» » » » » » Una mujer fue marcada como ganado con herrete ardiendo


Pitalito Noticias jueves, marzo 09, 2017


En plena celebración del Día Internacional de la Mujer se conoció el indignante caso de una neivana, quien fue víctima de maltrato y agresión por parte de su expareja sentimental.  La quemó en dos oportunidades con un hierro caliente.

Los hechos sucedieron en medio de una aparente reconciliación de la pareja, que 15 días atrás había sostenido una discusión y buscaba la manera de solucionar el conflicto. 

“Yo con ese señor llevaba un año de relación, como toda pareja tuvimos una discusión, a los 15 días nos reconciliamos, el 23 de diciembre él me llamó, yo le llegué a donde él estaba, nos fuimos en el carro, seguimos tomando, él me daba whisky, me daba cerveza, y yo pues normal con él, llegamos al apartamento de él y seguimos allá tomando, me daba vasados de whisky.  En varias ocasiones me había dicho en sano juicio que él me iba a marcar, que yo era de él, a mí me daba risa y no le creía, pero esa noche se fue para el cuarto de él, sacó una varilla y la empezó a calentar, me dijo que me iba a marcar, yo le dije que estaba loco”, narró la mujer protagonista de este caso, de quien nos reservamos su nombre.
                                                                                               
YA LA HABÍA GOLPEADO

Según el testimonio de la mujer, el hombre ya había tenido episodios de maltrato hacia ella. “En varias ocasiones me había pegado, pero no así, yo estaba muy enamorada de él, y yo siempre volvía con él a pesar de las cosas, pero esto ya fue demasiado para mí, me cambió la vida, no tengo paz”, afirmó.

Esta situación, además de generarle problemas de salud, también afectó su estado emocional, estuvo un largo tiempo deprimida, dejó de salir, se alejó de su familia y amigos, y ocultó por miedo y vergüenza su situación. Incluso sus hijos desconocían lo que le sucedía.

“Después de que yo coloqué la demanda, ahí sí le conté a dos amigas; el papá de mis hijos es policía, el me vio en el centro llorando, entonces yo le conté, él me apoya, me dice que lo que el tipo me hizo no tiene perdón, pero los que saben son muy poquitos. Ayer les conté a mis hijos porque ellos me vieron llorando, me dijeron ‘mami, usted que siempre sale, qué pasó’, entonces yo les conté a ellos y quedaron impresionados”, acotó.

Tras la denuncia, las contrapartes fueron citadas a una conciliación, allí, al parecer, el hombre manifestó que la mujer era quien le había pedido insistentemente que la marcara y quemara, hecho que ella desmiente.

Según el relato de la víctima, posteriormente él la llamó para arreglar las cosas, pero ella se negó. “Me estuvo llamando que yo por qué hice eso, que si yo quería hacerme la cirugía que habláramos, yo le dije que no que ya no, él quería como hablar conmigo y cuadrar las cosas entre los dos, yo le dije que no, porque cuando yo lo busqué a él, me dijo que buscara ayuda, que yo era  una conchuda, una descarada”.

¿POR QUÉ POSEE EL HIERRO?

Carlos Pérez, abogado de la víctima, señala que una de las cosas que más le llama la atención es porqué el denunciado posee un hierro de estos, que por lo general son para marcar ganado y deben ser registrados ante una autoridad local. Al parecer, el sindicado no posee ni vacas, ni caballos  que marcar.

“La Fiscalía llamó al tipo a conciliar, el tipo no concilia, niega los hechos, la Fiscalía le informó que debe contratar abogado, que debe estar pendiente a qué fiscal se le asigna el proceso;  en lo personal que me inquieta a mí, es porqué el tipo tiene la marca, yo le pregunto a ella que cómo es el tema y me dice que efectivamente el tipo no tiene ganado, no tiene caballos, entonces un tipo que no tiene caballos, no tiene vacas, entonces ¿para qué tiene una marca?”.

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS

El estado emocional de la mujer tras el hecho la ha llevado a dos intentos de suicidio, ya que no puede evitar ver la marca en su cuerpo. Luego que interpuso la denuncia ante la Fiscalía, fue puesta bajo tratamiento de un psicólogo y un siquiatra.

No obstante, pareciera que su denuncia no surtiera ningún fruto; tras más de dos meses ella asegura que es indignante que el hombre que le hizo tal daño siga campante por las calles, como si nada hubiera pasado.

“Yo le coloqué la denuncia a él el 6 de enero y hasta ahora no ha pasado nada, ese señor sigue en la calle como si nada hubiera pasado, yo a veces me pregunto si hice bien o mal en denunciarlo, se supone que lo amparan a uno como mujer, pero la verdad no he sentido el apoyo de nada ni nadie” aseveró.


Tomado de La Nación 

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua