T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo T�tulo

Header Ads

¿Cuánto cuesta un voto? ¿Cuánto vale su conciencia?

Publicidad Publicidad

Las prácticas clientelistas de ofertar empleos y prebendas en época electoral no son nuevas, pues para poder conseguir los votos de los electores los próceres políticos usan tamales, tejas de zinc, ladrillos,  o eso al menos es lo que se usaba hace dos décadas, se conoció que campañas están entregando electrodomésticos a sus potenciales electores para poder garantizar que sufraguen a su favor.

El dinero en efectivo también circula entre líderes comunales, esto no es un secreto ya que las campañas presupuestan cuanto deben asignar a presidentes de junta, concejales y otros dirigentes en cada región para conseguir el umbral necesario para hacerse elegir o al menos poder recuperar la inversión con el estado.

Desde 50 hasta 200 mil pesos y hasta más se han pagado por voto en regiones como la costa Atlántica, Antioquia, Los Santaderes, Pacífico, y centro del país; la necesidad de la gente es el insumo de las promesas incumplidas en pavimentaciones, acueductos, puentes, alcantarillados o trabajos con el estado.

Lamentablemente la dinámica de la política Colombiana esta engranada en la corrupción, la gente no tiene hoy por hoy un líder que admire por tener ideas progresistas objetivas ya que el poder y el dinero en uno de los países con mayor desigualdad del mundo, nos tiene sumidos en una espesa laguna de podredumbre donde millones que no tienen nada eligen y unos pocos que les quitan lo que por derecho les corresponde; no son pocos los billones de pesos que se han robado en Colombia, dinero que de haberse invertido como es debido tendría a  nuestro país con un alto nivel de vida a nivel mundial.

Es realmente triste como capturan senadores, magistrados, gobernadores, alcaldes y concejales que se han robado miles y miles de millones de pesos, pero más triste aún que la justicia permita que devuelvan una mínima parte y paguen meses de cárcel en su lujosas casas compradas con dinero del pueblo, luego sigan disfrutando de lo que se robaron, algunos tienen el descaro de hacerse elegir de nuevo o postular a sus hijos. 

Con la tecnología de Blogger.