T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo T�tulo

Header Ads

‘Me persiguen por que no di plata’ Franklin Arandia Perdomo

Publicidad Publicidad


(Información Comercial):

La Asociación de Vivienda Portal del Sol cuestionada por una licencia falsa mostró la otra cara de una historia llena de serias inconsistencias. Franklin Arandia Perdomo, su promotor, develó graves irregularidades en la expedición de licencias de construcción en Pitalito

Esta asociación se encuentra en el ojo del huracán por una supuesta licencia de construcción falsa, puso la cara y defendió la legalidad del documento expedido  el 22 de marzo de 2017.

El promotor del proyecto, Franklin Arandia Perdomo, también salió en defensa del programa de vivienda popular en el predio ‘Buena Vista Herederos’, ubicado en la vereda Bajo Solarte en Pitalito.  Pero además, puso sobre el tapete otra historia llena de inconsistencias aun sin aclarar durante la expedición del acto administrativo, cuya legitimidad, se dirime en los estrados judiciales.

“Fui a la Oficina de Planeación, radiqué los documentos y esperé la respuesta. El día que me notificaron pagué los derechos y la saqué legalmente”.

“Cuando inicié el trámite de solicitud de la licencia yo figuraba como propietario del lote. Tengo los documentos que lo soportan. Lo hice a nombre personal, no de la asociación con la que tengo un contrato de prestación de servicios. El predio quedó debidamente registrado en la Oficina de Instrumentos Públicos, sin ningún reparo. Y por esa misma razón todas las escrituras están debidamente registradas.

“La licencia fue expedida por el jefe de Planeación Edgar Núñez Guzmán, quien estaba en ese momento a cargo de la entidad”, afirmó Arandia Perdomo.

Inconsistencias

“Yo solicité la licencia y me la otorgaron legalmente. La licencia la expidió la Oficina de Planeación, está probado que el documento fue digitado por un funcionario de la entidad e impreso en los equipos de esa oficina, como lo confirmó el propio jefe de Control Interno, José Guillermo Guerrero en una auditoria exprés”, afirmó Arandia Perdomo.

Después el mismo funcionario informó que la licencia era falsa y que las firmas, aparentemente, no correspondían a las de sus titulares. Es más, aseguró que la licencia original  con el mismo número 098 correspondía supuestamente a Campo Elías Castro Díaz, propietario del predio La Vega, ubicado en la vereda Charguayaco, en el otro extremo de Pitalito.

“Déjeme decirle que esos trámites judiciales no sé”, respondió Arandia Perdomo. “Lo que hice fue confiar en la administración, en la entidad que expide esas licencias, fui allí, solicité la licencia y cuando la expidieron legalmente me notifiqué. Con ese documento comencé a trabajar. No sé si la licencia era falsa, no sé si las firmas eran falsas, lo único que sé es que la licencia la expidió la administración municipal, y ante ella me notifiqué”.

¿Suplantación?

Curiosamente, un  Informe de Policía Judicial No. 41118543 expedido el 11 de septiembre de 2017  por el CTI de Pitalito  reporta que las firmas estampadas en la Resolución 098 de 2017,  otorgada a Franklin Arandia Perdomo “no corresponden en ninguno de los casos al gesto gráfico de los señores Edgar Muñoz Guzmán y Miguel Ángel Artunduaga Gutiérrez, tratándose en cada caso a imitaciones de las firmas utilizadas habitualmente por estos dos señores”.

La supuesta falsificación que no ha sido objeto de investigación, generó en cambios acciones legales para dejar sin efecto los actos administrativos.

“Si hubo irregularidades fue al interior de la entidad, yo solamente confié en los documentos que a mí me entregaron y en el trámite que yo hice para poder sacar una licencia y con eso trabajar”, argumentó Arandia Perdomo.

“En estos momentos lo que quieren es vincularme de cualquier manera a cualquier irregularidad  administrativa”.

“Yo soy un civil que hice un trámite de buena fe para poder trabajar en un proyecto que se estaba desarrollando. A mí me dieron esa licencia legalmente  y con esa licencia hice los correspondientes trámites”, insistió.

“No entiendo porque razón, motivo o circunstancia, me están atacando, y solamente a mí, sabiendo que en Pitalito hay más proyectos que no tienen ninguna licencia”, subrayó en diálogo con LA NACIÓN.

Según Arandia, nunca tuvo una relación directa con el jefe de planeación Edgar Núñez, actualmente detenido. “Las cosas son como son, sabía que él era el jefe de planeación cuando tramité la licencia.

“La licencia se presume legítima desde el momento en que Franklin Arandia como particular la recibe. Eso es lo que no es entendible, cómo la misma administración ataca sus propios actos, y ataca a una asociación que no ha sido tenida en cuenta, eso es lo que se está luchando”, anotó la abogada Maribel Buitrago Acevedo.

Otras anomalías

Arandia Perdomo reveló que varias denuncias penales fueron radicadas ante las autoridades y organismos de control sin que hayan tenido respuesta.

“Yo ya hice las denuncias de todas las irregularidades que hay en Pitalito en toda la parte urbanística. Y solamente me atacan a mí. “Son varias denuncias con pruebas sobre las irregularidades pero no hay una respuesta”.

“En Pitalito desafortunadamente solo están enfocados en Franklin Arandia y Portal del Sol. La verdad, cuando inicié el proyecto, y decidí construir en Pitalito, fue una visión sana. Yo dije no le pago a nadie, no se sí será por eso, que se desató la persecución. Y no di plata. Esa es la cruda realidad que está sucediendo en este momento en Pitalito”, afirmó Arandia Perdomo.

¿Le pidieron plata?- le preguntamos. “Hombre, desafortunadamente, en Pitalito hasta para cosas insignificantes piden plata. Si usted no se mueve, todo se lo dejan quieto, parado y frenado…

“Esas son las irregularidades y hay muchas más, hay proyectos en este momento que se están desarrollando irregularmente, sin licencias, y se están construyendo  muchas viviendas sin licencia. Hay por lo menos 50 proyectos que se están desarrollando y en mala forma. Pero solo me atacan a mí. ¿Qué significa eso?”, destacó Arandia.

“Estamos sorprendidos con tantas irregularidades tanto por parte de la administración como por algunos entes de control judicial”, apuntó Maribel Buitrago Acevedo, asesora jurídica.

“Hemos encontrado que se han expedido licencias de construcción en predios mucho más pequeños, o se han entregado licencias a personas fallecidas, se han construido viviendas con licencias de subdivisión, otras sin licencias, otros con licencias vencidas, muchas situaciones que hemos denunciado pero de nada sirven. Es como si las palabras se las llevara el viento”.


 ‘El proyecto será terminado’

Según la registradora seccional de Instrumentos Públicos, Lucel Aurora Ceballes Forero, el folio del predio de mayor extensión (206-13386) se encuentra jurídicamente cerrado. Esto significa que al haber efectuado ventas parciales se segregó el terreno y éste se agotó.

Según la funcionaria, este folio ha estado a disposición de la Asociación de Vivienda para las diferentes consultas y expedición de certificados.

En estas condiciones, confirmó que era improcedente la medida cautelar decretada por el Juzgado Primero Administrativo de Neiva que ordenó la  suspensión de los efectos de la licencia de subdivisión, la inscripción de la demanda y la cesación de los actos jurídicos sobre el citado bien.

Sin embargo confirmó que mediante Resolución 001 de 2017 se dispuso el 9 de enero la suspensión del trámite de registro a prevención.

La agremiación reafirmó que los negocios jurídicos se encuentran debidamente escriturados y registrados en el correspondiente folio de matrícula inmobiliaria.  Algunos títulos ya fueron entregados a varios beneficiarios y la mayoría están en poder de la asociación.

“El proyecto está estancado, pero sabemos que las escrituras  están listas con su registro de inscripción, algunas escrituras ya fueron entregadas a los asociados, hay otros que están a la espera”, aseguró Maribel Buitrago Acevedo.

“El predio se lo compré a la familia Dussán Peña. Son veinte hectáreas”, explicó Franklin Arandia.  “Es un proyecto para 775 familias que estamos desarrollando con todas las garantías, tenemos todo resuelto, tenemos alcantarillado a través de un biosistema autosostenible de tratamiento de aguas residuales domésticas a pequeña escala. También tenemos garantizada la electrificación, tenemos los planos aprobados por la Electrificadora del Huila, lo mismo que el acueducto.

Los dueños del predio son personas de escasos recursos que con esfuerzos compraron los lotes con servicios a un precio de 13,2 millones de pesos para desarrollar por autoconstrucción una vivienda de interés social.

La historia del predio

“El predio se lo compré a la familia Dussán Peña. Son veinte hectáreas. Es un proyecto para 775 familias que estamos desarrollando con todas las garantías, tenemos todo resuelto, tenemos alcantarillado a través de un biosistema autosostenible de tratamiento de aguas residuales domésticas a pequeña escala”, afirmó Franklin Arandia. “También tenemos garantizada la electrificación, tenemos los planos aprobados por la Electrificadora del Huila, lo mismo que el acueducto”.

Los dueños del predio son personas de escasos recursos que con esfuerzos compraron los lotes con servicios a un precio de 13,2 millones de pesos para desarrollar por autoconstrucción una vivienda de interés social, aseguró la presidenta de la Asociación de Vivienda, María Fernanda Franco.

“La asociación, sin ánimo de lucro, nació hace dos años. Pero hemos tenido muchos inconvenientes. Somos personas del común, trabajadores  independientes con un sueño de vivienda. Pero hoy estamos siendo injustamente atacados por la administración municipal. Es una asociación independiente, con mucho esfuerzo hemos comprado los lotes, los cuales están debidamente registrados. No sabemos porque nos atacan. A la asociación no la han tenido en cuenta para nada”, argumentó.

Las escrituras son legales. La medida cautelar es improcedente. En este momento todos los registros de las 775 escrituras están legalmente expedidos, legalmente registradas.

Aunque Arandia Perdomo pertenece a un culto religioso, no todos los beneficiarios potenciales del proyecto pertenecen a la misma congregación.  “Eso no tiene nada que ver, el culto no tiene nada que ver, ahí hay personas de toda clase social y de diferentes cultos”. Tampoco tiene motivaciones políticas.

“El proyecto está actualmente paralizado por las dificultades que hemos tenido, pero aspiramos terminarlo. Estamos esperando respuestas, incluso un acercamiento con el alcalde para encontrar una solución.

Tomado de La Nación, escrito por RICARDO AREIZA

Con la tecnología de Blogger.