T�tulo
T�tulo
T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo T�tulo

Header Ads

Max, el perro anciano y ciego que protegió a una niña

Publicidad Publicidad
La historia sucedió en Queensland (Australia). Una abuela estaba con su nieta de tres años, Aurora, en su casa, pero en un momento la pequeña se le perdió. La mujer entró en pánico y comenzó la búsqueda desesperada.  Contactó a las autoridades, que comenzaron a barrer la zona con ayuda de perros entrenados, el viernes en la tarde y la terminaron el sábado en la mañana.
Fue una noche fría y lluviosa que contó con un inesperado héroe. Cuenta la policía de Queensland que la pequeña no estuvo sola. Cuando Aurora aprovechó un descuido de su abuela y salió de la casa rumbo a un bosque cercano, se encontró con un amigo. 
Un perro, Max, de 17 años, estuvo siempre a su lado. Dicen las autoridades que cuando el perro vio a la niña sola la comenzó a seguir, hasta que se quedó a su lado todo el tiempo. Fueron más de 17 horas de búsqueda y Max demostró su nobleza. Nunca descuidó a la pequeña

Lo curioso de esta historia es que el perro, un pastor ganadero australiano, es parcialmente ciego y sordo. Tiene 17 años y sus cualidades físicas están muy mermadas.
No abandonó a la niña; y cuando advirtió que policía y voluntarios estaban cerca, se dirigió a ellos hasta conseguir que le siguieran para conducirlos al lugar en donde estaba Aurora. Con mucho miedo y algún que otro rasguño después de tantas horas a la intemperie, la pequeña desaparecida regresó a su casa.
"Recibirá el título de perro policía honorífico por mantener a Aurora a salvo", comentó la policía de Queensland en sus redes sociales. Por supuesto, no hay mayor premio para el perro que la gratitud eterna de la familia de la pequeña. «Podía haber acabado de mil maneras, pero aquí está ella, está viva, está bien y es un final feliz para toda la familia», ha declarado Leisa Bennett, la abuela de Aurora.
Tomado de El Espectador 
Con la tecnología de Blogger.