Rocas que amenazaban con caer sobre la vía que de Suaza comunica con Guadalupe, obligaron a las autoridades a cerrar el tramo del Cajón de Galilea con el fin de poder hacerle mantenimiento.

Fueron los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Suaza en conjunto con uniformados de la Policía Huila, quienes con pica y palos removieron la pesadas rocas, con el fin de evitar futuras tragedias.