Hoy se realizó una visita de inspección ocular a las obras del velódromo “Raúl Ordóñez Ruano”, por parte de los integrantes del consejo de gobierno y concejo municipal de Pitalito para verificar el estado actual y determinar el qué hacer referente al futuro del proyecto.

El mandatario señaló que la visita tiene como propósito tomar decisiones que garanticen la continuidad de las obras hasta su conclusión, a partir de conceptos y evaluaciones técnicas de los supervisores sobre la calidad y especificaciones del proyecto, en aras a que el escenario sea funcional para los practicantes de esta disciplina deportiva, “De nuestra parte existe la total disposición de seguir con los trabajos pero, según los expertos, para cumplir con ese objetivo se necesitan cerca de 2.000 millones de pesos; y solo tenemos 1.000 millones, producto de un endeudamiento aprobado por el concejo municipal” sostuvo el alcalde Rico Rincón. 


De acuerdo con el burgomaestre la dirección de regalías no estaría en disposición de invertir más recursos en este proyecto del velódromo, y en consecuencia se necesitaría de un nuevo aporte del municipio vía crédito que tendría que ser tramitado y autorizado a través del cabildo local.   “Debemos tomar decisiones, definir y revisar las tareas por adelantar para lograr terminar esta obra, por consiguiente la jornada de trabajo con los concejales y el consejo de gobierno será determinante” reiteró el alcalde Miguel Antonio Rico Rincón.

publicidad