T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo

Header Ads

Condenan a jóvenes por intentar violar a menor en la calle, grabar un video y difundirlo en redes



¿Es que no tienes corazón, no tienes hermana, te gustaría que le hicieran esto?”, decía la víctima al agresor en Marruecos, que pasará 10 años en prisión.


Quien grabó la escena fue sentenciado a 8 años y un tercero, que difundió el video en internet, cumplirá 2 años de cárcel.


El veredicto fue pronunciado por el Tribunal de Apelación de Marrakech, informó Najia Adib, presidenta de la asociación No toques a mis hijos que combate la pederastia y que se había presentado como parte civil en el juicio.


El agresor desnudó parcialmente a la menor, identificada como Jaula, mientras trató de violarla.
Los hechos tuvieron lugar a finales de marzo en Benguerir, localidad del centro de Marruecos cercana a Marrakech, a plena luz del día y cuando aparentemente la víctima salía del instituto, ya que se la ve portando una mochila escolar a la espalda.


Atrapados por la policía en un tiempo récord, los agresores fueron acusados de formación de banda criminal, rapto de una menor, uso de la violencia, chantaje y difamación.


"Estamos satisfechos, es la primera vez en Marruecos que un intento de violación, sin consumación, es castigado con una pena tan dura", resaltó Adib, quien recordó que los tribunales habían sido hasta ahora benévolos con las tentativas de violación no consumadas.


"Probablemente ha sido la conmoción causada en la opinión pública la que explica la dureza de la sentencia, ya que las imágenes resultaron muy chocantes para la sociedad", resaltó.


Efectivamente, las imágenes, grabadas en la calle y con la niña tendida en el suelo, escandalizaron al país entero y pusieron en evidencia la impunidad con que suceden este tipo de agresiones en pleno día.


La menor se debate entre alaridos mientras el principal agresor, de 21 años, la golpea para que deje de resistirse y le baja el pantalón, pero, según aclaró Adib, no logró su objetivo.


Los agresores pretendían someter a Jaula advirtiéndole que si no accedía a sus deseos compartirían el video en Facebook.

El padre de la joven dijo en su momento: “Desde que ella sabe que el video está en internet se encuentra peor. No para de llorar, no come, no duerme…”.

La activista contra la pederastia resaltó que en este caso no hubo rotura del himen, un detalle que los tribunales suelen considerar como agravante, y pese a ello el tribunal se ha mostrado firme.


Con la tecnología de Blogger.