Destrozados se encuentran en el municipio de Palermo los familiares de Andrés Albán Tenorio, por su brutal muerte el pasado viernes 18 de mayo en horas de la tarde, en Brasil.

El joven de 23 años de edad fue asesinado junto con una mujer también colombiana identificada como Diana Paola Zuluaga, procedente del departamento de Caldas.

Según lo registró un blog web de noticias de ese país, la pareja recibió varios impactos de bala, y cuando estaban siendo enterrados por sus verdugos en un cementerio del distrito de Aritaguá, Ilhéus, en el estado de Bahía, éstos fueron sorprendidos por uniformados de la Policía.

“Al ver a la policía, los maleantes lograron escapar en medio del bosque. La misma noche, asistió a la guardia policial una persona, informando que también el viernes 18, la pareja Andrés Alban y Diana Paola Zuluaga, amigos suyos, de nacionalidad colombiana, salieron de su residencia en una moto, con destino a un lava jet en el barrio del manchado, con el fin de encontrar a una persona de nombre magno, de quien recibirían un pago; y que hasta ahora, no se había sabido nada sobre el paradero de la pareja y los teléfonos de ambos estarían fuera de la zona”, publicó el medio.

Así mismo indica el medio informativo que la Policía le sigue la pista a Magno Rodríguez, un comerciante propietario de una distribuidora de bebida en la zona norte de islotes, como principal sospechoso del doble crimen.

La Redacción del blog indicó además que, “se ha contactado con la delegada dra. Andrea Oliveira, que dirige las investigaciones, y ella informó que los equipos de policía ya están en las calles buscando a los asesinos, y que la pareja de colombianos prestaba dinero a intereses”.

“Se había ido a trabajar”

En diálogo con Orfa Morea, abuela de Andrés Albán Tenorio, en el municipio de Palermo, manifestó que el joven hacía ocho meses se había ido país carioca en busca de una oportunidad de trabajo, que no consiguió aquí en su tierra.

“Mi muchachito era muy trabajador, muy humilde, estaba empezando a vivir, se fue para ayudarle a la mamita. Por medio de una familiar que tiene unos familiares allá en el Brasil le consiguieron trabajo y el 10 de septiembre del año pasado él se fue de Palermo solo, y estaba trabajando en una empresa”, señaló la señora Orfa.

Indicó que su nieto vivía en un apartamento con otros dos jóvenes colombianos, entre ellos, la mujer que fue asesinada junto con él.

“Les pusieron una trampa, les dijeron que cuando salieran del trabajo que fueran a un apartamento que allá los estaban esperando para pagarle y mentiras que era para matarlos y robarlos”, mencionó la abuela de la víctima.

Dijo que Andrés todos los días se comunicaba con ella y con su mamá Diana Patricia Tenorio  Morea, quien es enfermera y terapista y labora en la ciudad de Neiva, y que ese viernes la había llamado en la mañana. Pero ya el sábado siguiente se quedaron esperando escuchar la voz del joven. Extrañada, la madre de Andrés decidió llamarlo al celular, y le dieron la devastadora noticia de que a su hijo lo habían matado.

Repatriarán el cuerpo

Los familiares del joven huilense realizan los trámites en Bogotá con las Embajadas de ambos países y en colaboración con la empresa en la que trabajaba en Brasil, para enviar el cadáver. La diligencia tardaría hasta el próximo miércoles, para luego darle cristiana sepultura en el municipio de Palermo.

Amigos y allegados de Andrés Albán Tenorio, quien deja tres hermanos, lamentaron profundamente la trágica y pronta partida de este joven a quien le segaron los anhelos de trabajar y salir adelante.

publicidad