Las autoridades se preparan para el peor escenario, mientras Empresas Públicas de Medellín inició de nuevo los trabajos con el fin de terminar la presa. La incertidumbre continúa entre los habitantes de las poblaciones en la zona de influencia del río Cauca que fueron evacuadas.


 La urgencia es terminar el gran muro que contiene el agua, para evitar una emergencia mayor. Solo faltan 7 metros de alto por 450 metros de ancho para lograrlo, una vez terminado, podría evacuarse el agua, de manera controlada y el riesgo de una avalancha por colapso de la estructura Una catástrofe sería devastadora, río abajo, la creciente llegaría en 50 minutos hasta Puerto Valdivia, que es la población en mayor riesgo, a Tarazá y Cáceres, en unas seis horas, a Caucasia en 16 y a Nechí, calculan los ingenieros, la avalancha demoraría 25 horas, la creciente súbita dejaría afectados a otros ocho municipios río abajo.


Entre tanto, organismos de socorro trabajan apoyando a los miles de afectados que ya viven una tragedia, dejarlo todo de manera indefinida. EPM informó que este viernes se restableció la movilidad de los ciudadanos por las obras del proyecto desde y hacia el municipio de Ituango.
publicidad