El cuerpo de Sixto Cortés fue encontrado en un humedal en Soacha, municipio donde llevó un acarreo. No hay rastro de su vehículo.


Desapareció el 30 de junio, cuando salió de su casa en el occidente de Bogotá luego de ser contratado para un trasteo.

“Las autoridades no nos han dicho nada” sobre la forma en que murió, afirmó Orfilia Gordillo, esposa de la víctima, quien dijo que ya le habían dado sepultura.
Se desconoce, además, quiénes pudieron ser los responsables del crimen.