Un hombre que estaba escribiendo y enviando mensajes en su celular mientras estaba al volante atropelló dos veces a su hijo a la entrada de su garaje, informó el miércoles la policía en Georgia. 
Trenton Cook, de 24 años, fue acusado de homicidio no intencional mediante un vehículo y manejar sin el debido cuidado, ambos delitos menores.


El agente de Policía, Chad Daugherty, declaró en la audiencia preliminar el martes. Dijo que Cook aguardó a que los hijos de su novia entraran a la casa antes de entrar con su vehículo al garaje el 8 de mayo. De pronto, sintió que una rueda pasaba sobre un obstáculo y nuevamente al retroceder. 

Entonces descubrió que había atropellado a Zakai A. Cook, de 22 meses, quien murió posteriormente.

Según Daugherty, los archivos telefónicos revelan que Cook envió un mensaje de texto al mismo tiempo que ingresaba al garaje. La Policía no halló pruebas de intención, y el defensor público lo calificó de un accidente.

El juez coincidió y fijó una fianza de 2 mil 800 dólares.