Un triste caso de maltrato infantil que terminó en tragedia estremece a los barranquilleros, pues un pequeño de sólo 3 años quedó sin vida.

Según lo informado por el portal Hora 7/24, la venezolana Vanessa Durán, de 32 años, dejó a su hijo bajo el cuidado de su pareja mientra salía a vender dulces.

Dejó a cargo de sus hijos, entre ellos al niño de 3 años, a Elías Antonio Obredor Acuña, un hombre venezolano de 18 años con el que sostenía una relación y de quien está embarazada.




Pero, según lo que informó la Policía en Barranquilla, este hombre estaba bajo los efectos de las drogas y el alcohol y ya en ocasiones pasadas había golpeado al menor.

El hombre argumentó que el niño lo sacó de sus “casillas” y por eso él lo golpeó brutalmente.

Tomó varillas y troncos de madera para golpearlo hasta dejarlo inconsciente y pese a que el niño fue rescatado y llevado hasta un centro médico, quedó sin signos vitales.

El hombre fue capturado, pero lo que más indignación ha causado es que la madre del menor trató de defenderlo y eliminar su culpabilidad, diciendo: “Las cosas no fueron así”.

Sin embargo, bajo la presión de las Autoridades terminó confirmando que sí fue este hombre quien le quitó la vida al pequeño.




publicidad