Lo que inicialmente empezó como un juego de envío de fotografías, se convirtió en una pesadilla para una niña de 11 años y su familia en Pitalito.

Mediante el uso de redes sociales un joven de 20 años se hizo amigo de una niña de 11 años, manteniendo una estrecha relación a través de mensajes digitales, al entrar en confianza ambos empezaron a enviarse fotografías desnudos.

Cuando el joven identificado como Sebastián Losada Vélez, obtuvo las fotos de la niña, empezó a amenazarla con revelar sus fotografías, para impedir esto la menor tendría  la niña tendría relaciones sexuales con él, al ella negarse la amenazó con enviarle las fotografías a la mamá, cosa que precisamente hizo luego de que la niña se negara a sus peticiones.

Cumpliendo con sus amenazas, le envió las fotografías a la mamá de la menor, quien quiso llegar a un acuerdo con el sujeto, para que dejara tranquila a su hija, pero el insistía en tener relaciones sexuales con la niña y para presionarla aún más envió las fotografía al papá, haciendo la misma solicitud y amenazando en enviar las fotos también a los compañeritos del colegio donde estudia ella.

Cansados de las amenazas y al ver que el hombre seguía enviando las fotografías de la niña a sus conocidos, decidieron poner el denuncio; al caso fue atendido por la policía de infancia y adolescencia del municipio de Pitalito.

Posterior a las investigaciones, lograron ubicarlo y capturarlo por el delito de utilización o facilitación de medios de comunicación para ofrecer actividades de tipo sexual con menor de 18 años y aunque el capturado, negó ser responsable de dicho delito, fue enviado a la cárcel.

Tomado de Laboyanos.com

publicidad