El padre del pequeño, Hermes Triana Bravo, revela esta pieza de su vida privada con el propósito de que la gente sepa que su hijo tenía sueños y aspiraciones.

Las autoridades ofrecen una recompensa de $40 millones por información que permitan ubicar y encontrar a la persona responsable del abuso y asesinato de Hans Esleider Tafur. Cortesía
“Papito Dios, para esta navidad quiero un carro remoto, un balón. Mi mamá - mi papá - abuela. Hans.”. Esas palabras fueron escritas con su puño y letra por Hans Esleider Tafur, el menor de 7años que desapareció el pasado 22 diciembre y hallado muerto cuatro días después en un caño del corregimiento de San Diego, en Samaná (Caldas).

"Él era un niño que tenía sueños y aspiraciones, que creía en Papá Noel. Era muy inocente y no entendía la magnitud de lo que podía pasar", le dijo a este diario su padre, Hermes Triana Bravo, quien revela hoy esta pequeña pieza de la intimidad de su familia con la esperanza de que la gente simpatice aún más con el dolor que están viviendo.

Los resultados de la necropsia entregados por Medicina Legal, que fueron divulgados en medios de comunicación por el secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Piedrahíta,  indican que el menor tenía tres heridas con arma cortopunzante y señales de acceso carnal violento. A esta hora, la Fiscalía y la Policía se encuentran en labores investigativas para encontrar al responsable de este crimen.

También ofrecen una recompensa de $40 millones  por información que permita ubicar a esta persona. "Estamos ofreciendo esta recompensa de $40 millones, porque toda información es muy útil para la investigación y queremos esclarecer este crimen en el menor tiempo posible y dar con la persona responsable", dijo el comandante de la Policía de Caldas, coronel Necton Lincon Borja.


publicidad