El sospechoso del crimen, ya capturado, al parecer también abusó de la menor, buscada desde el 31 de diciembre en Barranca de Upía.


La familia de la víctima se encontraba celebrando el fin de año cuando notó que la niña ya no estaba.

Autoridades encontraron el cuerpo junto a una vía del municipio, “envuelto en una especie de sábana y con signos de violencia”, reportó el coronel Alejandro Zapata, comandante de la Policía de Meta.

Con la información dada por los familiares de la niña, el presunto agresor, de 34 años y padre de dos niños, uno de 7 y una de 11, fue capturado en Puerto López y trasladado a Villavicencio, donde se adelantará la audiencia en su contra.