Una llamada de los vecinos alertó sobre la presencia del animal, que fue hallado en avanzado estado de desnutrición.


Hasta la casa ubicada en Usme llegaron los Bomberos y un escuadrón anticrueldad del Instituto de Protección Animal.

Rescatistas lograron sacar al perro a través de una ventana del segundo piso.
Una llamada de los vecinos alertó sobre la presencia del animal, que fue hallado en avanzado estado de desnutrición.

Hasta la casa ubicada en Usme llegaron los Bomberos y un escuadrón anticrueldad del Instituto de Protección Animal.

Rescatistas lograron sacar al perro a través de una ventana del segundo piso.

 “Era un canino que estaba en una casa abandonado hace aproximadamente dos meses (…) no se habían acercado a suministrarle algún tipo de alimentación o cuidado”, explicó Julián Tarquino, coordinador de registro y control del Instituto de Protección Animal.

Aunque la comunidad le daba comida y agua por debajo de la puerta, las condiciones del perro tras ser rescatado no eran las mejores, tanto que fue atendido de urgencias.

Mientras el perrito se recupera satisfactoriamente, Clara Lucía Sandoval, directora del Instituto Distrital de Protección Animal, recordó que el maltrato es un delito e hizo un llamado “a los cuidadores para que sean más responsables”.