El terrible suceso ocurrió en las horas de la noche del pasado domingo en el condado de Suwannee, zona rural al norte de Florida.


Según el reporte de las autoridades, tres niños de 1, 4 y 6 años estaban jugando en las horas de la tarde en el patio de su casa cuando decidieron introducirse en un congelador que estaba en la casa, recién adquirido por el dueño de la propiedad y que no estaba siendo utilizado.

Con tan mala suerte que los tres niños se introdujeron allí, pero no pudieron volver a salir porque al cerrar la puerta el seguro de la puerta cayó en el cerrojo.
Un familiar de los menores salió al patio para llamarlos según reportó el diario Miamidiario pero no los encontró.


Angustiada la mujer llamó a un familiar que se encontraba dormido. Buscaron por toda la casa, pero no había rastro de los pequeños.

Cuando estaban a punto de llamar a la policía decidieron abrir el congelador y hallaron a los menores abrazados muertos por asfixia.

Hasta el lugar llegaron los paramédicos pero sus esfuerzos no sirvieron de nada, los niños se encontraban sin signos vitales.

Aunque el congelador no estaba conectado y se salvaron de morir congelados, no contaron con suerte al no poder abrirlo de nuevo para salir y murieron asfixiados.
Los detalles de este lamentable hecho fueron dados por la Oficina del Alguacil del Condado de Suwannee.

Ahora las autoridades se encuentran frente a este caso, aunque se maneja la hipótesis de que se trató de un accidente. Aunque solo es una sospecha, no hay indagaciones sobre que el hecho fue premeditado.


publicidad