ESTAMBUL.– Una madre ha sido encarcelada tras admitir que inyectó a su bebé, de nueve meses, cloro y jabón líquido desde su primer mes de vida, además de provocarle cortes por el cuerpo con una navaja de afeitar, todo porque no podía quererla.


 Autoridades han explicado que la madre, identificada como Elif K, había sido investigada hasta en dos ocasiones por maltrato. En ambas, la pequeña había sido ingresada en el hospital porque tenía moretones en su cuerpo y sangraba por las orejas y el ombligo.


La policía abrió una investigación, pero la mujer fue puesta en libertad tras los interrogatorios y no encontrar pruebas suficientes. Cuando la bebé fue llevada al hospital por tercera vez, la madre se entregó a la policía confesando que había estado tratando de matar lentamente a su hija: “No podía amar a mi hija (...) Decidí torturarla”.

La mujer ha sido condenada y enviada a prisión por torturar a su bebé, que vive ahora bajo el cuidado de su padre y está recuperando la salud

publicidad