De manera extraoficial se conoció la noticia de la caducidad del contrato de Aliadas para el progreso, concesionaria encargada de la ruta Santana, Neiva Mocoa, en donde se construiría un tramo de doble calzada en la ruta 45.


Esta información ha sido confirmada por la diputada Sandra Hernández, quien manifestó que el consorcio vial no logró adelantar las negociaciones con una firma francesa, para evitar la caducidad del contrato.


Hasta el momento, los avances de la ruta iban en un 4%, siendo una de las concesionarias con más dilaciones de las contratadas en el país.

Según las cifras de policía de carreteras, desde el primero de enero al 27 de enero de este año, solamente en el peaje de Altamira,  salieron 42.722 vehículos y entraron  43.910; al día en promedio salen 1708 vehículos y entran 2009. Durante el año 2018 el peaje de Altamira recibió en dinero $7.377.879.600 esto de 470.047 vehículos que entraron y 475.835 que salieron.

Con la salida de Aliadas, no se tiene conocimiento, ni h habido pronunciamiento de la suerte que correrán los empleados de la concesionaria a los cuales no se les ha cancelado el sueldo desde hace ya varios meses.


publicidad