Hace pocos minutos en la ciudad de Neiva, se dio por terminada la audiencia de imputación de cargos contra el concejal Laureano Molina Escarpeta, por los delitos de   homicidio en persona protegida, homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y terrorismo, hechos ocurridos el pasado 10 y 11 de julio del 2002 en el marco de la toma guerrillera al municipio de Oporapa.

Según se indicó de manera extraoficial, la juez no encontró elementos probatorios para otorgar medida de aseguramiento intramural, el concejal quedó en libertad, sin embargo, está vinculado en el proceso de investigación.

El ex alcalde de Oporapa y ahora concejal de Pitalito, fue señalado como financiador por un desmovilizado de Las FARC que busca beneficios en su condena.

Por su parte, el ex alcalde de Saladoblanco Vidal Vargas Lomelín, entrará a audiencia indagatoria  a las 3:00 de la tarde.

publicidad