En un operativo de la Policía de Tránsito de Bogotá contra el transporte ilegal, las autoridades detuvieron a un hombre quien iba con dos personas.

Cuando pidieron los papeles del vehículo y del conductor, los uniformados se dieron cuenta de que se trataba de un carro que prestaba un servicio informal.

De inmediato, los policías iniciaron el procedimiento para sancionar al conductor e inmovilizar el vehículo. Sin embargo, esta persona tomó algunas piedras que se encontraban en el separador de la avenida Boyacá, y junto a sus acompañantes empezó a romper los vidrios del carro.

Minutos después y ante la mirada de los ciudadanos que transitaban a esa hora por ese punto de la ciudad, el hombre decidió prenderle fuego al vehículo. 

El reporte policial que pudo conocer RCN Radio confirmó el hecho: "Le vierten gasolina al vehículo ilegal que se iba a inmovilizar y lo queman".

Los policías reaccionan de inmediato y capturaron a las tres personas, que también intentaron agredir a los uniformados y al personal de la grúa que había llegado a la zona para llevar el carro a los patios.

publicidad