La joven de 20 años se fue de la casa con quienes hizo el “negocio”, según la abuela de los menores. Los niños tienen apenas 17 días de nacidos.


Todo comenzó cuando Sulay Andrea Vaquero quedó embarazada por segunda vez.
Según la abuela de los bebés, Diana Marcela Forero, su hija no quería dar a luz por las necesidades que atravesaba.


Al cumplir cinco meses de embarazo, la joven contactó “a unas personas por internet y que estaban en proceso (de compra) con los bebés, pero yo le dije que no, que cómo iba a regalar al niño, porque pensábamos que era uno”, relató.

Dice la denunciante que los supuestos compradores fueron en varias oportunidades a su casa en el barrio El Tejar, occidente de Bogotá, para firmar los papeles por la “venta” de los niños.
“Era una señora, de 22 años, y un señor. El tipo vino en una moto y había una menor de edad”, describió.

La abuela sostiene que su hija comenzó a hacer la negociación a escondidas y que fue por los objetos que estaba comprando, y por el dinero que guardaba, que se percató de lo ocurrido.
Sulay decidió marcharse este martes de su casa y se llevó a sus tres hijos.

Su familia está preocupada porque las personas que la ayudaron en la mudanza, dicen, son las mismas que quieren comprar a los bebés.

La Policía de Infancia comenzó a investigar el caso para determinar quiénes son los compradores, por qué lo hacen y cuál es el paradero de los tres niños
publicidad