Sanciones para quienes se atrasen con más de 3 meses en sus obligaciones se aplicarían hasta en créditos bancarios, propone proyecto que debate el Congreso.

El ‘Datacrédito para padres y madres deudores morosos de alimentos’ o Registro de Deudores Alimentarios Morosos (REDAM) es una iniciativa de la senadora Maritza Martínez.


El proyecto plantea que quienes incumplan con su responsabilidad “no podrán contratar con el Estado ni actuar como representante legal de una persona jurídica que desee contratar con el mismo, no podrá acceder a cargos públicos ni de elección popular, no podrá registrar los negocios jurídicos que versen sobre bienes muebles (carros o motos, por ejemplo) o inmuebles, no podrá solicitar la expedición de escrituras públicas, no podrá salir del país y cuando solicite o renueve y se le aprueben créditos ante entidades bancarias o de financiamiento, estas estarán obligadas a depositar lo adeudado a la orden del juzgado que ordenó la inscripción en el REDAM”.
A la iniciativa le faltan dos debates en el Congreso y luego pasaría a sanción presidencial para convertirse en ley.

publicidad