En momentos en que departían en un establecimiento nocturno, más de veinte personas fueron víctimas del accionar de dos hombres armados quienes ingresaron y con intimidaciones, se apoderaron de pertenencias y el dinero tanto de los clientes como del producido de ventas.
Según se conoció, en momentos en que departían, más de veinte personas y los empleados del lugar, fueron sorprendidos por dos sujetos armados quienes ingresaron y con amenazas y agresiones redujeron a quienes allí se encontraban y les hurtaron dinero y pertenencias.
Ante la impotencia de quienes se encontraban en el lugar, nada se pudo hacer para reaccionar y evitar el hurto masivo que refleja el alto nivel de inseguridad que se presenta en ese municipio surhuilense.
Testigos manifestaron que algunas personas fueron atacadas por los asaltantes, al tiempo que los empleados fueron obligados a entregar el dinero producto de las ventas que se habían realizado.
Los delincuentes salieron del lugar y escaparon en una motocicleta, y 25 minutos después la Policía hizo presencia sin lograr una reacción más efectiva.
Algunas víctimas manifestaron haberse sentido impotentes ante la incursión, dado a que por las restricciones legales no portaban armas para defenderse lo que propició que los asaltantes tuvieran mucha más facilidad para cometer el ilícito.
 por Héctor Fabio Muñoz